Biósfera Banco Chinchorro

¿Sabes del Banco Chinchorro?

El banco Chinchorro es la segunda barrera de arrecifes de coral más grande del mundo y

forma parte del Sistema Arrecifal Mesoamericano (SAM) que se extiende sobre aproximadamente 1000 km a lo largo de la costa caribeña de México, Belice, Guatemala y Honduras.


Ubicación: Frente a las costas de Mahahual perteneciente al municipio Othón P. Blanco, Quintana Roo.

Categoría: Reserva de la Biosfera.

Fecha de decreto: 19 de julio de 1996.

Clima: Cálido subhúmeno con lluvias en verano e invierno. 


La reserva de la biosfera de banco Chinchorro se encuentra en el estado de Quintana Roo, en mar abierto a 30.8 kilómetros del poblado costero de Mahahual en Quintana Roo.


Su superficie es de 144 360 ha (un poco más grande que Cozumel pero todo bajo el agua), que incluyen formaciones arrecífales, laguna arrecifal y cuatro pequeñas islas: Cayo norte, donde se encuentran dos islas, Cayo centro, la isla más grande, donde viven los pescadores, Cayo Lobos, la más pequeña.

Banco Chinchorro es el paraíso para los buzos y núcleo para las investigaciones de los biólogos ya que se encuentra en perfecto estado de conservación en donde abundan grandes corales y esponjas de enormes proporciones. Aunado con el agua clara y la diversidad de peces nos da un espectáculo sin igual.

Una gran barrera de coral de 20 metros de espesor, que permanece totalmente sumergida aunque casi a nivel de la superficie: sólo 60 centímetros median entre ésta y el manto de coral de dicho cinturón. Detrás de éste se forma una suerte de piscina de muy poca profundidad (de dos a siete metros) cuyo fondo es, en gran parte, arenoso.

A lo largo de la barrera hay algunas bocas de entrada con dimensiones diversas, por donde los barcos tendían (y tienden) a buscar refugio en temporales fuertes. Una pequeña sección de este arrecife fue, hasta no hace mucho, campo de actividades para una original forma de piratería.



Sólo dos partes del atolón sobresalen formando pequeñas islas Cayo Norte y Cayo Centro. En la primera, sin duda de posición mucho más estratégica para la navegación, se encuentra un faro que fue construido hacia fines del siglo XIX para orientar a los barcos y evitar el choque contra el coral. Sabedores de que los capitanes de buques mercantes se guiaban por el faro para conducir a sus naves entre Chinchorro y la costa, los piratas que aún en esos tiempos merodeaban por la zona, solían dirigirse hacia la isla para apagar el faro y reemplazarlo por una linterna montada sobre alguna balsa o barril; El nuevo artefacto era colocado mucho más al poniente que el faro, casi sobre el mar, de manera que al ver la luz y hacer la maniobra para meterse entre el arrecife y la costa, los barcos calcularan mal las distancias y encallaran. Entonces los abordaban y saqueaban. Terminada la operación, apagaban la linterna, volvían a encender el faro y se alejaban con rumbo desconocido. Tiempo después regresaban a Cayo Norte, en cuyo interior tenían un depósito donde almacenaban los productos de sus fechorías. Todavía es factible encontrar restos de aquellos botines.

Cuenta con una amplia variedad de especies, entre las que destacan:

• Corales • Algas • Caracoles • Rayas • Tortugas • Esponjas marinas • Delfines • Variedad de especies de peces

Buceo: En El Chinchorro existen barcos hundidos que con el tiempo se han convertido en un floreciente ecosistema lleno de vida en el que abundan diversas especies de coral, así como peces de vívidos colores. También cuenta con una configuración coralina que forma una laguna o barrera arrecifal con profundidades que oscilan entre los 2 y los 8 metros, haciendo de este lugar un destino atractivo para los entusiastas del buceo y el snorkel de todo el mundo.


¿Tienes algo que agregar a esta publicación? - Compártelo en los comentarios

  • Facebook
  • Instagram
  • Google Maps
  • Gmail
  • Twitter
  • Whatsapp
Únete

vamosabucear © 2020. Todos los derechos reservados