Tanque para Buceo | Aluminio

Todos los tanques necesitan de dos pruebas de seguridad para garantizar un buen funcionamiento.


Aire en nuestra espalda

Seguramente en tu vida de buceador, tendrás varias veces la conversación del tanque que almacena el aíre y que lo llevamos en nuestra espalda.


Los dos mayores fabricantes de tanques de buceo son Luxfer y Catalina y serán fabricados principalmente en acero inoxidable o aluminio, donde cada uno tendrá sus ventajas e inconvenientes. El acero será más pesado y deberemos llevar menos lastre en nuestros cinturones, lo que es estupendo, pero se oxidará antes al contacto con el agua por su composición de carbono. El aluminio, siendo más ligero, resistirá mejor la oxidación, pero tendrá menos resistencia a los golpes.

Dependiendo del país donde bucees, encontrarás unos u otros. En la actualidad, los tanques de aluminio son un poco más baratos de fabricar y se han extendido por muchos países.

Recuerda que la práctica del buceo debe ser siempre acompañado por un compañero y deberías ser responsable revisando tu aire regularmente.

Los tanques se llenarán con el mismo aire que respiramos habitualmente, mediante compresores especiales, con filtros para limpiar impurezas y eliminar la humedad del aire, a una presión de 3000psi. dependiendo de sus características.

Es nuestra responsabilidad comprobar y oler el aire de nuestro tanque antes de cualquier buceo, para comprobar que está limpio y no contaminado. Si aprecias un extraño olor en el aire, no bucees con él, es realmente peligroso para la salud.

Todos los tanques necesitan de dos pruebas de seguridad para garantizar un buen funcionamiento. Una de ellas será la inspección visual, una vez al año, donde un técnico cualificado revisará el exterior e interior del tanque y su válvula, en busca de corrosión o defectos. Si todo está correcto se añadirá a una bitácora y a una calcomanía al tanque con la fecha de la inspección. Por el contrario, si existe algún deterioro irreparable el tanque se desechará.

Por otro lado, tenemos la segunda prueba de seguridad llamada prueba hidrostática, donde se someterá el tanque a una presión mayor de la habitual, llenándolo de agua, para comprobar la flexibilidad del metal. Esta prueba es obligatoria en todos los países y dependerá de la legislación de cada uno cuando realizarla. La práctica habitual de muchos países será de 5 años y podrás verla en el cuello del tanque mediante serigrafía en la parte superior, donde se mostrará el mes y año, con un logotipo en medio de las dos fechas que pertenecerá a la empresa que hizo la prueba. Todo tanque que no pase la prueba hidrostática será desechado. La vida útil de un tanque está en 20 años aproximadamente.

¿Tienes algo que agregar a esta publicación? - Compártelo en los comentarios

  • Facebook
  • Instagram
  • Google Maps
  • Gmail
  • Twitter
  • Whatsapp

vamosabucear © 2020. Todos los derechos reservados